Si tienes un bar, un local donde encontrar buen ambiente, tapas, estar un rato agusto y quieres que aparezca en la red... tener un espacio donde publicitar tus tapas y tener más de "500 visitas diarias" solo tienes que avisarnos para así poder salir en TapeoPorGranada .


viernes, octubre 17, 2014

Te contamos como son las tapas con sabor a costa en el Mar de Alborán

Si la semana pasada estuvimos de tapas en el Avila II, esta vez cambiamos el registro y llegamos a la milla de oro de la ciudad, o al menos eso se ha dado en llamar de un tiempo a esta parte a la calle Angel Ganivet, una de las calles más céntricas de la ciudad y que últimamente está optando por especializarse en locales de hostelería exclusivos y sofisticados.


Una zona remodelada muy cercana a la calle Navas o Puerta Real a la que hemos regresado a tapear, en esta ocasión al Mar de Alborán, un local especializado en pescado y marisco.



Si quieres probar los nuevos locales de la calle Ganivet, tienes como opciones La Abacería,  La Platea, Tinta Fina, Pinot Noir, Volapie o clásicos como la La Castellana o Eduardo Hoces. No obstante si buscas tapas abundantes te avisamos que no es la zona idónea...


Al llegar al local encontramos una mesa alta situada bajo la galería arqueada de Ganivet, eso sí, entre semana, pues el fin de semana o festivos es una labor harto complicada. 


Un bar en forma de pasillo con una barra a la derecha y grandes superficies acristaladas que protagonizan el interior eran la alternativa a las mesas exteriores, un interior donde destacaba la entrada con una vitrina que servía para exponer todo el marisco. 



Un local que transmite limpieza, algo fundamental y que se incrementa en este caso al ser un establecimiento con poco tiempo de vida.


Pese a que había gente, la atención fue rápida y para comenzar pedimos dos cervezas, que nos trajeron en una copa, algo siempre de agradecer. Como las tapas no son a elegir, estábamos pendientes de la primera, la cual solicitamos si se podía cambiar al tratarse de arroz. Lo hicieron amablemente y como alternativa nos sirvieron un plato de gambas rebozadas acompañadas de un cuenco con quisquillas. 




Los que me conocéis ya sabéis que significa eso para mí... como se suele decir de forma coloquial, "cerveza a palo seco"... No obstante hemos de decir que el tamaño de la tapa no estaba mal, sobre todo teniendo en cuenta otras alternativas de la zona de las que ya nos habéis hablado en el grupo en Facebook.

El problema de estar en la calle era el trasiego de gente y la ligera brisa que se levantaba a veces, por lo que quizás el interior sea en ocasiones mejor opción.

Una vez habían desaparecido las gambas de la primera tapa pedimos otras dos cervezas, no sin antes poder echar un vistazo a la carta y a la pizarra, donde con el pescado de protagonista se ofrece la posibilidad de pedir raciones o medias.


Otras dos cervezas que vinieron acompañadas de un plato de jureles con patatas. Como curiosidad sirvieron antes la tapa que las bebidas, con una diferencia de tiempo significativa y las patatas fritas (aparte de congeladas, algo habitual)estaban frías y duras, algo que hizo que nos las dejásemos en el plato.




Esta segunda tapa nos dejó algo helados y puesto que la especialidad del local es el pescado, pensamos en pedir alguna ración, en este caso media de boquerones fritos.


La foto que tenéis bajo estas líneas muestra el tamaño de una fuente que venía acompañada por pipirrana y una fuente de pan (salaillas). Un tamaño apropiado con un coste menor al que hemos visto en otros locales... y el pescado y la verdura estaban francamente buenos.


Una vez dimos cuenta de los boquerones y aunque nos habían sugerido pedir ensaladilla rusa, decidimos abonar la cuenta.


Un total de 15,80 euros desglosados en los 6 euros de la media ración, 1 euro el pan (que no pedimos) y 2,20 euros cada cerveza (dentro en la barra son igualmente 2,20 euros).

Es cierto que muchos pueden decir que la cerveza es cara, que lo es, pero hemos de considerar la zona en la que estamos y el tipo de bares que la pueblan, por lo que pagar algo más no debe llevarnos a sorpresa.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, octubre 10, 2014

Probamos las tapas del Ávila II ¿Te vienes?



Otro viernes más estamos con todos vosotros y esta ocasión con un local que lleva poco más de un mes abierto y que en bastantes ocasiones ha salido en los comentarios, tanto en nuestro espacio en La Voz de Granada como en el grupo en Facebook. Sin enrollarme más, que se que a muchos los que les interesa es la crónica pura y dura y las fotos os dejo con el nombre del sitio… el Ávila II.



Y es que hace muy poco tiempo, como decimos, han abierto un nuevo local, en la calle San Isidro, una paralela a San Antón y a la Acera del Darro, en un sitio que antes estuvo ocupado por el Güejareño, Matador, Casa de Mol, La Venezia y ahora este Avila II. Esperemos que este dure más… Si estáis por la zona muy cerca tenéis otras alternativas  La Bodega los Tintos,
 San RemoCasa SalvadorCasa de MolSabores del Sur, el primer bar AvilaOryza o  el Duende entre otros. 

Y es que uno de los mayores defectos que tiene el Ávila original es su reducido tamaño, con una barra muy pequeña y muy pocas mesas, algo que ha quedado ya solucionado en este segundo local.

Ahora encontramos una distribución que mantiene la primitiva de los otros bares que han ocupado el local, con una gran barra en forma de "L" a la derecha y mesas altas y bajas distribuidas a la entrada y a lo largo del establecimiento.


Aunque es grande, tratar de encontrar hueco en hora punta el fin de semana es casi imposible, por lo que nosotros optamos por ir un día por la noche entre semana, que aunque con movimiento, era mucho más sosegado.


Respecto a las tapas que decir que no se sepa… pero por si acaso comentar que las más recomendadas son el jamón asado, las costillas o el arroz, pudiendo elegir otras, ya sea salmorejo, rejos, carne en salsa (esta es para el bueno de Nino Galdón)… o un gazpacho como bebida.  Ahora han añadido algunas nuevas como los paparrones (consistentes en patatas fritas, salsa boloñesa, carne picada y parmesano) que a mí personalmente no me han gustado.


Nosotros encontramos un hueco en una mesa alta frente a la barra y pedimos dos cervezas. Las tapas a elegir y como queríamos probar la más conocida pedimos jamón asado. Un buen plato con dos rebanadas de pan con jamón asado y acompañadas de aceitunas. 





Como curiosidad hemos ido otro día con el bar lleno y las tapas eran más pequeñas, por eso lo de tratar de evitar los agobios.


El trasiego es constante y la actividad intensa, algo que posibilita que pese a que el bar este lleno, nunca tarden en servir tanto bebida como tapa.


No tardamos en pedir una segunda ronda, pero en esta ocasión cambiamos y pedimos como tapa un plato de carne en salsa y unas papas mojo. 



La carne en salsa, muy buena como siempre y las papas con mojo con un sabor no exagerado pero si notable. ¿Qué os parecen?




Con estas dos tapas cerramos la noche, una noche que tuvo un coste menor a los 8 euros por las 4 consumiciones en un clásico de la ciudad que vuelve a estar más de moda que nunca.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.



También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

jueves, octubre 02, 2014

Junto a la Catedral, tapeamos en el Cunini, un clásico de Granada

En De Tapeo Por Granada seguimos algunas tradiciones al pie de la letra, como aquella no escrita que dice que cada viernes hay una nueva crónica. Y esta vez nos ha costado, porque los problemas de salud otoñales han alcanzado a parte del equipo y nos tienen en cuidados permanentes y con pocas ganas de ponerse en pie, pero había que hacer un esfuerzo por vosotros, por tí.


Esta vez y sin más rodeos vamos a hablar de uno de los locales más conocidos de Granada al que nunca habíamos tenido el gusto de ir, ni como blog ni a título particular y es que cuando se habla de pescado, este sitio es junto a Los Diamantes, Eduardo Hoces y alguno más, el más recomendado de la ciudad.


Sí, lo has adivinado, estamos hablando del Cunini, el bar restaurante que situado en la Plaza de la Pescadería (entre calle Mesones y la Plaza de las Pasiegas, Catedral), es un referente a la hora de consumir pescado o marisco. Además en la zona innumerables e inabarcables alternativas como el Oliver (al lado), el bar Provincias, bar Soria, en otro estilo el D`Cuadros, Recca... un sinfín de propuestas.


Ver Sitios para tapear en un mapa más grande

Hemos ido entre semana por aquello de encontrar un hueco y he de decir que pese a encontrarlo el trasiego era importante, tanto dentro como fuera, donde tienen una hermosa terraza y algunas mesas altas.

Al entrar un local sobrio con predominancia de colores claros sirve para acoger una gran barra a nuestra derecha, con una serie de mesas altas a nuestra izquierda y una puerta que da acceso al comedor al final, justo enfrente de la cocina.

Tras la barra el ir y venir de camareros era constante y me designaron a mi para acercarme a pedir dos cañas en esta primera ronda. La tapa no es a elegir y esperábamos pescado…


Esperábamos, porque en este primera tapa nos sirvieron un plato de patatas a lo pobre con longaniza, deliciosas, todo hay que decirlo, pero que nos hizo añorar los frutos del mar. Bromas aparte el tamaño de la tapa para dos personas no está nada mal y la atención fue muy rápida, pese a tener la barra llena de gente.


Una clientela que iba y venía y es que dada la situación en el centro de la ciudad se apreciaba como había gente que tras salir de trabajar se acercaba a tomar una cerveza o directamente a comer con un par de tapas.


Al mismo tiempo los turistas también entraban, muchos de ellos a comer y es que junto a la carta de restaurante, había una cara de raciones y medias, en las que, como era de esperar, el pescado es protagonista.


En esas estábamos cuando pedimos una segunda ronda. Tiempo llevaba viendo como servían arroz caldoso, pues habrían hecho una buena cantidad y como no nos resulta una tapa excesivamente llamativa, preguntamos si se podía cambiar.


La alternativa de migas (de harina) con pescado nos pareció más interesante, por lo que optamos por esa posibilidad. Al poco de servirnos la cerveza un camarero nos aviso para recoger de la barra el plato de la tapa.


¿Qué os parece el tamaño? Si llegan a ser boquerones o rosada habrían triunfado, pero aún así he de decir que el pescado estaba muy bueno. A destacar también la amabilidad del camarero, al que tanto sorprendió que no quisiésemos arroz que esbozo un "chiquillo, como no te gusta el arroz"?? con una gran sonrisa.



No tardamos mucho en dar cuenta de esta tapa y así abonar la cuenta y abandonar el bar. Cada caña a 1,80 euros, un precio bastante aceptable para uno de los bares con solera de Granada.


No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.



También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, septiembre 26, 2014

Probamos las tapas del Saint Germain en el centro de Granada ¿Te vienes?

¿Hay algo mejor que tapear en Granada? Sí, y es hacerlo entre semana por la calidad y tranquilidad que se gana al dejar de lado el fin de semana.


Esta vez hemos optado por acudir al Saint Germain, uno de los clásicos en el centro de la ciudad que más nos solicitáis y al que desde hace ya tiempo no íbamos.


Nos hemos tomado unas cervezas en la terraza y esta ha sido la experiencia, pero primero vamos a ubicar donde podemos encontrar el Saint Germain.



Se encuentra en la calle Postigo Belutti y Placeta del Pulgar, una perpendicular a la Gran Vía, casi enfrente de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, muy cerca de otros sitios como El Bar de Fede o la Bodeguilla de Al Lado y colindando con el Mercado y la arrocería Maese Pío.

El sitio tiene una clientela mas cuidada, es pequeñito y con un ambiente tranquilo y sosegado que hace agradable la estancia, si bien la terraza en la época veraniega es su principal reclamo.



Me ha gustado especialmente la decoración del sitio, teniendo su nota de peculiaridad en el hecho de que está enteramente dedicado a Marcel Proust, plagado de fotos textos y recuerdos del escritor... con una barra en a su izquierda y una zona para tapear de pie en la parte opuesta.




Pero como decimos nos sentamos en  una de las mesas de la terraza lateral (en la puerta sacan unas mesas altas cuando es temporada de invierno) y no tardaron en servirnos. Solo dos mesas libres pero había una gran tranquilidad, por lo que pedimos dos cervezas.


En ese momento nos preguntaron si queríamos callos, una de sus especialidades, a lo que dijimos que solo una, siendo la otra tapa una incógnita. Al llegar un pequeño cuenco de callos y en otro plato unos minutos después una tosta de guacamole con virutas de jamón para acompañar la cerveza. El problema es que la tapa de callos estaba tibia, tirando a casi a temperatura ambiente, algo que les hacía perder gran parte de su encanto.




Mientras dábamos cuenta, observamos la carta de vinos, uno de los reclamos del bar y encontramos precios a nuestro parecer algo caros en algunas marcas. 


No obstante unos precios en la línea de la gran mayoría de bares de Granada, y cercanos a los 4 mejores para vinos como son La Brujidera, Jaraiz, Vinoteca Antonio Perez y El Garnatí.


Pero regresando a nuestra crónica, y terminada la primera ronda, volvimos a pedir otras dos cervezas, en esta ocasión con una tapa que no nos fue consultada. Se trataba de dos cuencos de salmorejo de mango, una tapa que personalmente no me pareció adecuada. Y digo que no la creo apropiada por la conjunción de sabores que aportaba (no había contraste) y daba la sensación de tomar un postre de fruta. 




En ese momento y una vez terminadas las cervezas decidimos dar por concluida la estancia, pagando nuestra cuenta, un total de 8 euros para las 4 cervezas (2 euros cada una).

Esta vez las tapas no fueron de nuestro agrado, recordando las de nuestras anteriores visitas y que tenéis al final del artículo. No sabemos si habremos tenido mala suerte, pero si alguien va y nos lo quiere confirmar o desmentir, estaremos encantados.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.



También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.


 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.