Si tienes un bar, un local donde encontrar buen ambiente, tapas, estar un rato agusto y quieres que aparezca en la red... tener un espacio donde publicitar tus tapas y tener más de "500 visitas diarias" solo tienes que avisarnos para así poder salir en TapeoPorGranada .


viernes, diciembre 12, 2014

Queridos amigos. 

Recordar que para un mejor uso del mapa final, es conveniente ampliar y buscar el sitio deseado.


Estas son las tapas y sabores de la Belladama



Esta ocasión cambiamos de registro y si la semana pasada estábamos probando las tapas de La Loma en el Zaidín, esta vez nos vamos a los aledaños de la calle Pedro Antonio de Alarcón para probar los sabores de un local muy curioso.



Se llama la Belladama y se trata de un negocio que conozco desde sus inicios en la calle Gonzalo Gallas. Aunque siempre lo he conocido por las fondues y los postres (cafés y tortitas mediante) hemos oído buenos comentarios de sus platos y allí que fuimos.

Está situado en la confluencia de la calle Sol con la calle Pintor Lopez Mezquita, muy cerca de Pedro Antonio de Alarcón, antigua zona de marcha de la ciudad y que aún a día de hoy conserva parte del sabor estudiantil que tuvo.


Cerca alternativas de todo tipo como La Bodega de VinnyParamosEl Establo, el Bar Kito o si nos gustan los vinos la Vinoteca Antonio Perez y otros entre las que predominan locales de ambiente joven y prueba de ello son por ejemplo .

Describir la Belladama es una labor harto complicada, pues su fisionomía es de lo más variado. Cuanta con amplios salones donde comer o tomar un café, con una decoración que no pasará desapercibida y que es mejor ver en persona antes que mostrar aquí en fotos.


No obstante te dejamos alguna muestra que se escapa en las fotos en forma de adorno... y nos das tu parecer.

Para beber en lugar de una cerveza normal, pedimos dos jarras de cerveza, pues el tiempo acompañaba y la presentación que habíamos visto las hacía más que interesantes.


La primera tapa, no son a elegir, una muy bien presentada de jamón asado, que aunque no llegaba a tener el sabor de la que por ejemplo podemos pedir en el bar Ávila, si que estaba buena y contaba con una mejor presentación.


En los salones apenas había 10 personas y es que el hecho de ser miércoles se tenía que notar, pues no en balde se trata de un sitio en el que los fines de semana se hace difícil encontrar mesa, por no hablar de imposible, máxime en la época que se acerca de cenas de navidad, tanto de amigos como de empresa.


Hablamos de postres, cafés y platos pero también se puede tapear y buena muestra de ello es la tapa que traemos en primer lugar.


Una vez dimos buena cuenta de ella nos dispusimos a pedir un plato con un nombre muy llamativo y que luego se torno en un mejor sabor.


Languelos de secreto ibérico sobre espejo de salmorejo y huevos con jamón y pimiento... muy floreado pero valió la pena el probarlo y muchos pueden pensar, ¿solo una tapa en lugar de las dos o tres habituales y un plato?




El precio de la jarra de cerveza ronda los 2,30 euros si mal no recuerdo y el plato de languelos, 8 euros, nada exagerado si tenemos en cuenta los precios de otros sitios que hemos probado y la presentación y sabor del que hacía gala.

La verdad tenemos que decir que nos sorprendió para bien, no nos esperábamos esa impresión y seguro que volvemos otro día... y esta vez también a pedir una fondue.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, diciembre 05, 2014

Por recomendación, probamos las tapas caseras del Mesón La Loma, en el Zaidín



A la hora de buscar sitios en los que tapear, siempre decimos que los consejos son bienvenidos, de todos los ámbitos y para todos los gustos. Y con la llegada del puente hemos pensado en ofrece un bar fuera del centro de la ciudad, bien cubierto con las últimas crónicas.


En esta ocasión hemos hecho caso a Nino Galdón, compañero en la radio que nos aconsejó probas las tapas del Mesón La Loma, en el barrio del Zaidín.

 

 Y allí que fuimos. Está situado en la calle Beethoven (enfrente del Instituto Alhambra), perpendicular a la Avda de Cadiz y Felix Rodriguez de la Fuente, cerca de otros bares como el Kaoba, Porras o Puerto Madero y de los centros comerciales de la zona, de numerosos colegios e institutos y de una parroquia protagonista en las noticias como es la de San Juan María de Vianney.



La Loma es un bar de ambiente tradicional, con aire familiar y alejado de las estridencias que podemos encontrar hoy en otros muchos locales de corte chic. Una clientela habitual conforma el personal que podemos encontrar en la barra.
Un local amplio, con una barra en forma de "U" y dos comedores a ambos lados en los que poder tapear o pedir algunas raciones. Nosotros fuimos un sábado y para nuestra sorpresa había poca gente, por lo que estuvimos tranquilos. Tan solo la eterna y molesta televisión que algunos bares se empeñan en incluir como aditivo supone un pequeño incordio.


Nos sentamos en una mesa, rodeados de cacharros de labranza, con la madera rodeándolo todo en un ambiente acogedor para evitar el frío que había fuera.


Nos atienden enseguida y pedimos dos cervezas para comenzar la crónica, dos cervezas servidas en copa esperando la tapa que no es a elegir.


Al poco tiempo nos traen dos hamburguesas como tapa, todo sosas, hay que decirlo, pues habría sido de agradecer que llevasen algo más (tomate, queso o una hoja de lechuga).


No tardamos en dar buena cuenta, momento en el que entra un grupo numeroso de gente, y decidimos adelantarnos y pedir, en esta ocasión una cerveza y un vino sin alcohol.

La tapa esta vez era un plato de calamares fritos con ensalada, de un tamaño no muy grande, pero correcto.




Y es que si nos habían recomendado el bar, más que por las tapas, era por las hamburguesas que tenían en carta, de las que varias personas nos habían hablado muy bien, así que... teníamos que probarlas ¿no?

Entre la carta de raciones, había además de las citadas hamburguesas, unos bocadillos a buen precio, y vimos pasar alguno con muy buena pinta.




Pero nosotros íbamos a probar una hamburguesa (aún recuerdo las hamburguesas vegetarianas del Raíces mmmm).


Entre las opciones optamos por una hamburguesa serrana, con jamón, pimientos, bacon... parecía un serranito. No tardaron en demasía en servirla, de buen tamaño y buen sabor, pero ... y es que hay un pero, nos lo habían puesto tan bien que quizás nos defraudó. Ojo, no es que estuviese mal, sino que teníamos las expectativas muy altas...


Al final, a la hora de pagar, un total que no llegaba a los 12 euros por las cuatro consumiciones y la hamburguesa (tenían un precio entre 3 y 5 euros) y salir a la calle con la sensación de estar lleno...


No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, noviembre 28, 2014

Nos vamos a probar los "pintxos" de Lizarran Granada


Lizarran, una de las franquicias más conocidas fuera de nuestra ciudad en lo que a restauración y tapeo se refiere, tiene desde hace algunos años un establecimiento en Granada.
Estos locales se han dado a conocer por sus pinchos y sus tapas variadas, si bien aquí en nuestra ciudad, y debido a la fama de nuestras tapas, no han tenido cabida hasta ahora.
Y es que buscando todo tipo de alternativas a la hora de tapear, quríamos probar Lizarran Granada y allí que hemos ido para ver que tal y dar constancia de ello de forma gráfica.


Está en pleno centro de Granada, en la Acera del Darro, cerca de unos conocidos grandes almacenes y junto a otros sitios como OryzaD`Platos, Masae, Varagua o El Rincón de Cristobal o el Hotel Vincci.


En la parte exterior unos toneles con forma de mesa nos dan la bienvenida. Luego una pequeña terraza cubierta para los fumadores hace de entrada. Cuando llegamos estaba llena, y es que la temperatura en la calle aún acompañaba.


En el interior, un pasillo con la barra a la derecha acoge vitrinas con los primeros pinchos, mientras al fondo, un salón a doble altura se abre a nuestra izquierda. El sitio es espacioso y se aún conserva el olor a nuevo. Encontramos un numero considerable de unas diez mesas en las que poder tapear. La decoración no es muy abundante, pero tampoco se hace necesaria la verdad. Pizarras con los precios de los pinchos y botellas constituyen la mayor parte del fondo que hay tras la barra.



El servicio muy rápido y atento. Nada más llegar nos preguntaron que deseábamos tomar y si no conocíamos el sistema se ofrecían a explicarnos como iba.
Ya habíamos frecuentado algún establecimiento de la cadena, así que no supuso mayor problema.


De entrada nos pedimos dos cañas y claro... un pincho. Como había hambre, el primero que vimos termino en la mesa. Era una cazuelita de paella que una de las camareras llevaba en una bandeja.





El arroz estaba bueno, algo que no se puede afirmar en otros sitios. A partir de aquí voy a tratar de contar lo que pedimos y como nos fue, algo que no es fácil cuando las tapas son variadas.

Al mismo tiempo y con la primera tapa nos sirvieron estas cazuelitas de salmorejo como tapa de gustación (lo hacen todos los días). Un plato que se agradece tanto en verano como en invierno y el cual tenía un sabor excelente.





Una vez habíamos dado cuenta del salmorejo y la tapa de paella volvimos a pedir otras cañas, unas cañas que en esta ocasión saboreamos con dos cazuelitas de bacalao con tomate. ¿Qué os parece?





Además y por si era poco, en ese momento pasaron unos pinchos de lomo con pimiento y jamón en lo que vendría a ser una curiosa variante del serranito y... pues cogí uno.



Respecto al precio de los pinchos varia según sea por ejemplo, de palillo plano, palillo redondo o cazuelitas. Junto a la anterior cazuelita de bacalao, y junto al pincho "serranito" volvimos a coger 3 pinchos, uno de tortilla de patatas, otro compuesto por una rebanada de pan con jamón y una flor de queso y un tercero de  y otro de panceta con salteado de verduras y polvo de maíz. Los tres estaban muy buenos y la flor hecha con queso tenía un aspecto muy curioso.



Una vez dimos cuenta de ellos, nos dispusimos a repetir. No he comentado que para servirnos tenemos dos opciones: bien cogemos un plato y nos servimos o sino, cuando sale el personal del bar de la cocina con las bandejas de pinchos anunciándolos entre las mesas, llamamos su atención y nos servimos.

En esta ronda, junto a una coca cola y otra caña, pedimos otros 3 pinchos. Uno de los que anunciaron al salir de la cocina era una bola de bacalao rebozado; los otros dos, una tosta de jamón serrano, rellena de ensalada rusa de marisco (este ha tenido mucho tirón en el grupo de Facebook) y otra tosta de atún aderezado con distintas especies y verduras y aderezado con unas virutas de morcilla.



Puede gustar más o menos, pero originales son.
Algunos de nuestros lectores se pueden preguntar como se lleva la cuenta de lo que consumimos. Salvo las bebidas, que son apuntadas, para calcular el resto se cuentan los palillos que tenemos sobre la mesa. Tantos redondos, tantos planos... y se hacen las cuentas. Un sistema parecido al del Tintero en Malaga (salvo que allí son platos). Esto puede dar lugar a la picaresca en determinados clientes, pero considero que todos somos maduros a la hora de comportarnos.
En nuestro caso la factura ascendió a casi 20 euros.
Para el resto, podéis ver los precios que hemos indicado más arriba.


Al echar cuentas, no sale mucho más caro que el tapeo tradicional, con tapas extras incluidas y es práctico en algunas ocasiones, en las que a uno le basta con una sola bebida y prefiere tomar más de una tapa.
Esto junto con la variedad en las mismas, hace que sea una variante interesante al modo tradicional de salir de tapas.


No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, noviembre 21, 2014

Probamos las tapas del bar Soria, en el centro de la ciudad


Regresamos a un grande del centro de la ciudad y no por tamaño, sino por la simpatía de Fran, el dueño del Bar Soria, unos de los clásicos que destina salero y tipísmo en el centro de la ciudad.



Ubicado en la centrica Plaza de la Trinidad las alternativas que encontramos cerca son múltiples y numerosas, desde el cercano Mercado de San Agustín del que ya hablamos la semana pasada a otros locales como OliverCuniniResta Deseo, en otro estilo el D`CuadrosRecca.


Ver mapa más grande

Y es que el Bar Soria se sitúa a medio camino entre la zona estudiantil, comercial y turística de la ciudad, lo que le hace tener un enclave privilegiado.

Es un bar muy pequeño, así que de no llegar pronto se hará difícil encontrar un hueco en la barra para poder tomar algo. 



La barra alargada y con forma de "L" ocupa la parte derecha del local, quedando la izquierda con algunas mesas altas decorada con una mezcla de azulejos con toque añejo, cuadros y tablas de porras.





La clientela que frecuenta el Soria está compuesta en mayor parte por fieles, pues se trata de asiduos, algo que se nota en las conversaciones.

Nos hicimos con un hueco en la parte izquierda en una de las mesas, mientras pedíamos una primera ronda con dos cervezas. A destacar el grifo, a base de cerámica granadina.



Y mientras nos las servían la primera nota curiosa y es que dos clientes tras pedir dos cervezas, se fueron, dejando pagadas las dos consumiciones y sus tapas sin probar... algo que desató las chanzas y la "ira" de Fran tras la barra.



Volviendo a la experiencia, las tapas no son a elegir y para la primera tuvimos dos tostadas de pan con jamón acompañado de patatas chips bañadas en salmorejo.





No tardamos mucho en dar cuenta, mientras comentábamos el que al final de la barra se encontraba Alejandro Mendez, uno de los componentes de los Lori Meyers.



En eso volvimos a pedir dos nuevas cañas para ver como esta vez la tapa estaba compuesta por dos rebanadas de pan con queso brie cubierto por unas pipas y granada "desgranada". Si bien la granada no es mi pasión y no la probé, la mezcla de sabores como comentaban era más que sobresaliente.





El local ya estaba lleno y esta vez entre conversaciones la tapa para acompañar la tercera ronda tardó más en llegar. Se lo comentamos y tras las disculpas por el retraso nos sirvió un plato de níscalos (setas) que tenían un gran sabor (lástima que no hubiese más pan).





Si vas al Soria tienes que dejar de lado los posibles perjuicios y estar preparado para formar parte de la gente, de sus conversaciones y de sus bromas. No busques exquisiteses como si puedes encontrar en otros locales... no, este no es el caso, pero seguro que pasas un buen rato.

A la hora de pagar... por 6 cervezas y sus tapas ¿cual crees que fue el precio? 9,60 euros... nada mal. Seguro que volvemos.


No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.



También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

Como recuerdo, las fotos de nuestra primera visita allá por 2009.





 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.